EL QUE ES BUEN GALLO, DONDE QUIERA CANTA

"EL QUE ES BUEN GALLO, DONDE QUIERA CANTA"
Bienvenidos a mi blog... La verdad no sé de que hablaré, que escribiré o que pondré. 
Lo único que sé, es que a veces NO tengo nada que decir. Eso sí, quiero que todos se sientan BIEN, jajajaja.
Se han de preguntar, ¿qué onda con su título?, pues bien. 
Desde que recuerdo, mejor dicho, desde que me salí de mi casa, osea en el 2001 para estudiar en Saltillo; bueno, estudiar lo que se llama estudiar, pues no. 
En fin... Una muy buena amiga, me dijo eso, y la verdad desde entonces la he tomado como mi frase favorita.
Así que a disfrutar de este espacio, y a DISFRUTAR LA VIDA.

LO QUE ME GUSTA...

  • BESANDO A JESSICA STEIN
  • DEXTER
  • EL DIARIO DE ANA FRANK
  • EL ESPANTA TIBURONES
  • LA REINA
  • LA VIRGEN DE LOS SICARIOS
  • LOS SOPRANOS
  • LOST AND DELIRIUS
  • MILK
  • NIÑAS MAL
  • NO SE LO DIGAS A NADIE
  • SIX FEET UNDER
  • THE L WORD
  • UN AMOR DIFERENTE

DIOS NOS GUARDE.

DIOS NOS GUARDE.
La Iglesia Santiago Apostol, ubicada en el centro de Monclova.

martes, 1 de junio de 2010

Miles de mexicanos salieron a la calle
a pedir JUSTICIA.
Marcha realizada en la Ciudad de México. En pro de la justicia.

CERO VIOLENCIA

VIDA INJUSTA

Por: D. ZAMORA

Con pantalón de mezquilla, botas cafés y blusa blanca, tomé mi mochila, que contenía un paraguas, impermeable y encendedor; y me salí de mi casa alrededor de las 16:00 horas para tomar el trolebús, transporte que me llevaría por el Eje Central de la Ciudad de México hasta el Palacio de Bellas Artes. Ahí esperé el primer contingente que salió del Ángel de la Independencia rumbo al Zócalo, y ahí mismo me uní a la cuarta marcha por la paz y contra la violencia que se ha realizado en el país, ahora denominada “Iluminemos México”.

Sin embargo, quiero que sepan que no pensaba acudir al evento, puesto que no veía el caso de hacerlo. ¿Por qué? Bueno, simplemente porque aun después de las marchas anteriores no ha pasado nada, la violencia se ha incrementado paulatinamente, sin que las autoridades se comprometan y realicen acciones contundentes para aminorarla.

Fue una amiga la que me invitó en un par de ocasiones hasta que accedí. No voy a negar que al llegar al Centro Histórico sentí una emoción muy “padre”, ya que esta fue mi primera marcha en la Ciudad de México.

En ese momento no sabía si esta manifestación tendría algún resultado, lo que sabía y sentía era que todos los ciudadanos habíamos salido de nuestros hogares con la ilusión y la esperanza de que las cosas cambien, que mejoren por el bien de todos. Por primera vez en mucho tiempo salimos sin miedo, fuimos libres durante varias horas, sin preocuparnos de la gente que se encontraba adelante, atrás o a lado de cada uno de nosotros.

Sé que al principio me negaba a asistir pero, saben, me di cuenta de que al igual que todos yo también quiero más seguridad para mí, mi familia y seres queridos.

A las 18:10 horas me uní al primer contingente que lideraba la marcha. Con cámara en mano caminé junto a un grupo de niños, jóvenes, adultos y ancianos, quienes sacrificaron un día de paseo o descanso para levantar la voz contra el gobierno que hasta ahora no ha hecho su trabajo como debería.

En silencio caminamos por la calle de Madero, todos en orden, pero de pronto se aplaudía en vez de gritar. El eco hacía que se escuchara aún más fuerte, y la gente que se encontraba en las banquetas observándonos, algunos como bichos raros, se quedaban impactados al ver a tantos ciudadanos en protesta, vestidos de blanco y con una tranquilidad que es difícil ver en esta gran urbe.

La marcha se convirtió en algo indescriptible. No todos iban de blanco, sin embargo lo que realmente importaba era estar ahí, apoyándonos unos a otros, estar hombro a hombro con otro ser humano que no conocías, pero que bien pudo ser víctima de la inseguridad que vive el país.

Delante de mí, una familia de aproximadamente cinco miembros traían en su espalda unas hojas blancas con letras negras que decían: “Justicia, Karina Reyes Luna. 15 de Junio 2008. Orizaba, Veracruz”.

Y así como ellos, muchos otros portaban pancartas con fotografías o leyendas de familiares o amigos asesinados, secuestrados o desaparecidos.

Al llegar a la explanada del Zócalo comenzamos a gritar: “¡Si no pueden que renuncien!”, “¡México quiere paz!”, y mientras nosotros coreábamos estas frases algunos policías ahí presentes se reían de la gente.

Esperamos un largo rato para entonar el Himno Nacional y prender las veladoras en memoria de las víctimas, las cuales también significaban una luz de esperanza. Fue entonces que comencé a observar detenidamente los rostros de algunas personas con caras tristes, llenas de rabia e impotencia por no poder hacer nada contra la violencia y lo que ésta nos ha quitado a todos.

Madres de familia que han perdido hijos y esposos no pudieron contener sus lágrimas. El corazón en ese momento se me sensibilizó y dí una y mil veces gracias a Dios por estar bien, por no ser una estadística más de la inseguridad. Ese día no lo olvidaré jamás, porque me sentí orgullosa de haber salido a la calle a marchar por la seguridad de nuestro México querido.

En punto de las 20:30 horas comenzaron a repicar las campanas de la Catedral Metropolitana y, posteriormente, los miles de mexicanos reunidos en la explanada del Zócalo comenzamos a cantar el Himno Nacional, y a elevar nuestras veladoras y lámparas para iluminar esa noche obscura.

Cuando finalizamos de entonar el Himno gritamos: “¡Viva México!”, para luego dar paso a los aplausos y una vez más al: “¡Si no pueden que renuncien!”

La lluvia comenzó y los miles de ciudadanos comenzamos el retorno a nuestros hogares. El día fue largo, pero sin duda alguna fue lo mejor que sucedió el pasado fin de semana.

No debemos cansarnos de exigir a las autoridades que hagan su trabajo como se debe:

·        Basta de INSEGURIDAD

·        Basta de IMPUNIDAD

·        Basta de VIOLENCIA

·        Basta de CORRUPCIÓN

·        Basta de APATÍA

Como mexicanos debemos luchar por recobrar nuestra libertad y seguridad, por eso los exhorto a denunciar a los agresores, servidores públicos y gobernantes.

México es nuestro, rescatémoslo de las garras de la INSEGURIDAD y la VIOLENCIA.

Texto publicado en el Periódico La Voz de Monclova

CASA COAHUILA

Medio siglo de fomentar la unión entre coahuilenses
Un pedazo de Coahuila en la capital de México
La Casa de Coahuila es un lugar de esparcimiento donde chicos y grandes pueden disfrutar de los cuatro cursos que se ofrecen además de que proyectar los valores, costumbres y tradiciones, todo esto hace que a pesar de la distancia permanezcan unidos nuestros paisanos.
Tres mil metros cuadrados son los que componen la Casa, sin embargo, hace falta más difusión, más movimiento en ella, un poco de vida joven.
Por: D. ZAMORA
México, D.F. Hace poco más de 51 años, un grupo de destacados Coahuilenses, quienes en ese entonces laboraban en el Distrito Federal, se dieron a la tarea de reunirse periódicamente en la ciudad de México para conversar sobre diversos temas relacionados con la situación de Coahuila.
Esto llevó a Don Nazario Ortiz Garza a encabezar ese grupo, que comenzó a reunirse a finales de 1955, para después, en febrero de 1956, oficialmente fundar la Casa de Coahuila A.C. en la capital del país. 
Francisco Alfredo Guzmán Arzola, actual presidente de la Casa de Coahuila A.C., comentó que, desde un principio, este sitio se ha regido por la aspiración central de Ortiz Garza, quien pugnó porque el lugar fuera “una extensión del gobierno del estado, donde se reunirían los coahuilenses; un lugar de esparcimiento donde pudieran sentir un poco de Coahuila en el Distrito Federal”.
El primer domicilio que ocupó la Casa de Coahuila fue en la calle de Paseo de la Reforma número 20, sitio donde desarrollaron sus actividades por 12 años. En dicho establecimiento impulsaron encuentros culturales, conferencias e incluso charlas de café.
Exposiciones de libros y pintura fueron algunos de los eventos que se agregaron en la sede de San Ángel, que fue la segunda sede que ocupó la Casa de Coahuila durante siete años. Luego, en 1983, se cambiaron a una casona de la Delegación Coyoacán; sin embargo, ésta no fue habilitada con prontitud sino hasta un año después.
Fue entonces cuando empezaron a renovarse las reuniones de los distintos grupos que sesionaban en la sede que ocupa hasta hoy: la de la calle Prolongación Xicótencatl, número 10, en San Diego, Churubusco.
“La Casa de Coahuila, tiene 23 años en la Delegación Coyoacán, es por eso que nos estamos dando a la tarea de recopilar información acerca de los inicios de ésta para, posteriormente, realizar un libro con la historia”, dijo el actual Presidente.
Guzmán Arzola agregó que ya cuentan con algunos comentarios de lo que fueron los inicios de la Casa de Coahuila, empero, faltan más datos e incluso anécdotas para complementar el libro.
LA CASA PAGA
Por otro lado, Guzmán Arzola explicó que la Casa se mantiene gracias a los eventos particulares de los coahuilenses que viven en el Distrito Federal, dinero con el que se pagan servicios como la luz, agua, teléfono, y también a los trabajadores como la secretaria, el guardia de seguridad y el jardinero.
Además, tiene un “pequeño subsidio” que les otorga el gobierno del estado de Coahuila, monto con el que se complementa dichos gastos.
“Lo que se cobra por la renta de la Casa es simbólico, realmente es una ayuda que nosotros aprovechamos al máximo. Además, en lo personal, no percibo ningún sueldo por ser Presidente, ahora sí que esto es sólo amor al arte”, comentó.
LA COLUMNA VERTEBRAL
La Casa de Coahuila A.C., tiene una estructura sólida, pues se integra por dos consejos: uno directivo y el otro de presidentes de los grupos de Torreón, Monclova, Monclova Centro, Saltillo, San Pedro de las Colonias, Sierra Mojada, Venustiano Carranza, Región Carbonífera, Piedras Negras, Nazario Ortíz Garza, así como el grupo Profesores Coahuilenses, mismos que radican en el la capital del país.
Cabe destacar que cada uno de los presidentes de dichos grupos integran el Consejo Directivo y entre ellos se nombra al presidente de la Casa de Coahuila.
¿Y LOS JÓVENES?
Francisco Alfredo Guzmán Arzola externó que en la base de datos de este organismo tienen registradas alrededor de 500 personas, de las que el 90% son adultos mayores y el 10% restante son niños y jóvenes.
Al cuestionarle por qué se da esta situación tan contrastante, respondió: “El detalle es que la mayor parte de los coahuilenses genuinos ya son personas maduras y, actualmente, tenemos registrados a pocos jóvenes que habiendo nacido en Coahuila radiquen en el DF; más bien, la mayoría de esos niños y jóvenes son hijos de coahuilenses, ya nacidos en la Ciudad de México, a los que sus padres traen aquí para que conozcan sus raíces”. El 95% de los jóvenes son nacidos en el Distrito Federal e incluso dentro de ese porcentaje ya hay nietos.
Guzmán Arzola explicó el por qué los jóvenes no asisten a la sede: “es difícil que asistan porque lo que más buscan es una distracción no tan sana; es decir, desafortunadamente los jóvenes tienen una idea errónea sobre la diversión, ya que si no hay alcohol no se divierten, son los más reacios a asistir a las reuniones”:
La posible solución que tiene el Presidente de la Casa de Coahuila es tratar de promover pláticas de interés para ellos y hasta tardeadas, todo esto con el propósito de darle énfasis a la familia.
Se está tratando de cumplir con el objetivo de reunir a los coahuilenses y sus familias, es por eso que en dos ocasiones se han realizado reuniones donde la Casa de Coahuila ofrece barbacoa a los asistentes, declaró Guzmán Arzola.
Asimismo dijo que es difícil reunir a la gente con frecuencia debido a sus múltiples ocupaciones, pero si llega a asistir una persona destacada o un político de renombre es casi seguro que la mayor parte de los coahuilenses acudan a la cita.
FALTA DIFUSIÓN
Desafortunadamente, la poca difusión que tiene la Casa de Coahuila se refleja en la cantidad de coahuilenses registrados, así como en el desconocimiento por parte de los habitantes del estado sobre este lugar. Sin embargo, el Presidente desmintió lo anterior al asegurar que tienen un constante contacto con la radiodifusora “Radio Lobo” de Saltill,o así como con el periódico “El Diario de Saltillo”, ambos medios de comunicación que en diversas ocasiones les han abierto las puertas.
“En diversas ocasiones hemos dado entrevistas a diversos medios y, además, mandamos boletines de prensa para que den a conocer lo que hacemos en la Casa de Coahuila”, dijo.
También dijo que la comunicación tal vez no es continúa, puesto que se han abocado a hacer la difusión en el Distrito Federal. Sin embargo, al revisar diversos medios informativos de la capital de país no se encontró nada, más que entrevistas con “Televisión Azteca” y “Televisa”, y en la radio con “Radio Monitor” y “Radio Fórmula”, todas éstas derivadas de una campaña para solicitar el apoyo de los capitalinos para los damnificados por el tornado que azotó Piedras Negras, después de esto no han aparecido en ningún otro medio.
Para incrementar la difusión de la Casa en Coahuila, realizaron un spot de radio donde se invita a los coahuilenses que llegan de visita o que vienen a quedarse en el DF, a que visiten la Casa para recibir asesoría de cómo moverse en esta ciudad. 
Cabe destacar que Guzmán Arzola desconoce en qué radiodifusoras de Coahuila difundirán el mensaje, así como en qué municipios saldrá al aire.
Además, la Casa carece de una página web, elemento que también hace falta para difundir y darle promoción a sus actividades.
Uno de los avances es que se está retomando la base de datos y organizando la información con la que se cuenta, con el fin de realizar la revista “Federico Barrera Fuentes”. Dicha revista la utilizan como un medio de información formal, en que manejan artículos de fondo escritos por coahuilenses, sin embargo, en todo 2007 no han publicado ningún ejemplar.
“Desgraciadamente no se tiene continuidad en la revista, en las pasadas dos administraciones llegó a salir en tres ocasiones. Mi tarea como Presidente de la Casa de Coahuila es darle seguimiento a este importante proyecto”, explicó Guzmán Arzola.
LO QUE NO FUE EN MI AÑO
Programa Social, Cultural, Histórico, Reconocimiento a los Coahuilenses Ilustres, Apoyo a la Comunidad Coahuilense y Asuntos Nacionales e Internacionales, son los seis programas que propuso el anterior Presidente para contrarrestar las carencias anteriores.
Desafortunadamente, Marconi Cedillo de la Borbolla, falleció en enero de este año, motivo por el cual ya no se pudo llevar a cabo lo anterior.
Por su parte, Guzmán Arzola, manifestó que al no ser proyectos de él, pues no se han cumplido del todo, pero han hecho algunas cosas, entre las que destacan en el ámbito cultural las presentaciones de libros, exposiciones y conferencias.
En lo internacional han proyectado la Casa de Coahuila a través de un catálogo que elabora la editorial Plaza & Valdez, donde promociona el municipio de Cuatro Ciénegas y esperan repetir esa experiencia con otros sitios de la entidad.
Nacionalmente están vinculados con una red de asociaciones de las diferentes casas que hay en el Distrito Federal y “otro de los servicios que presta la Casa es tener información para que los coahuilenses del DF estén enterados de las diversas situación que acontecen en el estado y en el país.
Por ejemplo, la Casa Coahuila organizará un encuentro con el director del ISSSTE, Miguel Ángel Yunes Linares, para que de una platica sobre la Reforma a la Ley del ISSSTE. Asimismo aguardan la fecha para que el Subsecretario de Educación Superior de la SEP, Rodolfo Tuirán Gutiérrez, informe sobre cómo está esa situación en México, pero particularmente en Coahuila.
Cabe destacar que el Consejo ha establecido contacto y convenios con la Secretaría de Cultura del Distrito Federal para que les otorgue algunos eventos y haya más actividades de esta área.
A su vez, el Programa Especial de Apoyo para Niños con Síndrome Williams, infantes que tienen problemas del corazón, utiliza las instalaciones de la Casa Coahuila todos los viernes de seis a ocho de la noche. Es ahí donde realizan terapias, como son canto, juegos, pláticas y diversión.
ACTIVIDADES QUE SE REALIZAN
Con una superficie de tres mil metros cuadros, la Casa de Coahuila ofrece a los coahuilenses que radican en el Distrito Federal clases de pintura, yoga, baile de salón y locución.
Además de tener conferencias, reciben a los jóvenes estudiantes de Coahuila que visitan la capital y durante su estancia en la casa se les proporciona una plática por parte de algún coahuilense destacado que viva en la ciudad.
Cabe señalar que dichas actividades son aprovechadas por los coahuilenses ó amigos de estos. Sin embargo, un coahuilense dijo a este medio que la mayor parte de la gente que acude a la Casa de Coahuila es capitalina. Al cuestionarle al presidente sobre dicha situación desmintió el comentario: “No es cierto, eso es mentira, sí viene gente del Distrito Federal, pero la mayor parte de la gente es de Coahuila, la persona que viene de otro lado es invitada por un coahuilense”, concluyó.
PRÓXIMOS EVENTOS
Un bazar de ropa, altar de muerto, entrega de la medalla “Nazario Ortíz Garza”, la posada y un evento con motivo del Aniversario de la Revolución Mexicana, son las actividades que tiene en puerta la Casa de Coahuila, A.C.
“Tal vez son pocas las actividades, pero lo importante es la calidad con las que estén organizadas”, comentó Francisco Alfredo Guzmán Arzola.
La presea “Nazario Ortíz Garza” será entregada por tercera ocasión al coahuilense más destacado del año, ya sea en educación, deportes, política o incluso socialmente.
Todas aquellas personas que deseen participar deberán ser propuestas por los presidentes de los grupos y serán avaladas por el Consejo de Honor y Justicia de la Casa de Coahuila.
Cabe señalar que el primer año que se realizó dicho certamen se entregaron tres medallas, el segundo año cinco y para este año se tiene programado entregar solamente una medalla.
Algunos de los ganadores de esta mención son el ex gobernador de Coahuila, Enrique Martínez y Martínez; Juan Francisco Healy Ortíz, dueño del periódico “El Universal”; Roberto Siller, político y poeta; Humberto Moreira, gobernador actual del estado, así como el maestro Remigio Valdez, ex rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, por mencionar algunos.
Como se podrá ver, ese es el perfil de aquellos que son merecedores del premio. Es importante mencionar que todavía no sé tiene la fecha de la ceremonia tan esperada por los coahuilenses en el Df.
Todas aquellas personas que deseen visitar la Casa de Coahuila, pueden hacerlo de lunes a viernes de nueve de la mañana a siete de la noche, en la calle Prolongación Xicoténcatl, número 10, de la Colonia San Diego Churubusco. O bien puede comunicarse a los teléfonos 56-04-19-16 y 56-04-05-42.
Texto publicado en el Periódico La Voz de Monclova